ME GUSTA

Cuál es el ofrecimiento de los ángeles a la humanidad


Los ángeles son mensajeros de Dios. Por eso, no importa cuál sea la religión que usted practique, siempre podrá invocar la protección angélica sin renunciar a sus creencias ni modificarlas en lo más mínimo. Los ángeles lo ayudarán, tanto si es católico como si es judío o musulmán.

En cuanto a qué es lo que pueden ofrecerle, estas son palabras dichas por un ángel:

“Los ángeles pueden ser el instrumento de su paz, de su prosperidad, de su curación, de su protección. Por lo tanto, pueden ser un instrumento de su felicidad.”

Usted puede convertirse en su propio mago. Pero recuerde que los rituales exigen el cumplimiento de ciertas reglas, algunas de cuáles son de orden general y otras, de orden particular.

Esto significa que hay exigencias que son comunes a todo rito mágico y otras que son específicas de cada uno.

Las consideraciones generales que deberá tomar en cuenta son las siguientes:

1.-) Debe poseer una absoluta fe en las operaciones que realice y entregarse a ellas con total concentración, sin expresar dudas o sentimientos negativos.

El éxito de un rito mágico depende en gran medida de la convicción con que se lo lleva a cabo.

Por esta razón, no debe permitirse bromas respecto de lo que está haciendo, ya que si juzga su forma de proceder con ligereza, no obtendrá ningún resultado positivo.

2.-) Uno de los principios de la magia es el secreto. Recuérdelo si va a ejecutar un trabajo de magia angélica o de cualquier otro tipo, no debe comunicárselo a nadie.

3.-) Si va a bañarse, hágalo antes de llevar a cabo el rito y no después. Del mismo modo, no conviene que tenga relaciones sexuales inmediatamente después de una actuación mágica.

4.-) Evite cruzar los pies o las manos durante una operación mágica. Sólo podrá cruzar los pies cuando consagre talismanes.

5.-) Si utiliza velas, no debe apagarlas soplando pues de esta forma anulará el efecto del ritual. Apáguelas con un espabilador o con los dedos humedecidos.

Las consideraciones particulares que deberá tomar en cuenta para realizar un rito de magia angélica, son las siguientes:

1.- Preparación del ambiente

Los ángeles adoran los ambientes tranquilos, suavemente perfumados y con música agradable. Esta es una regla general, cualquiera sea el tipo de invocación que haga.

Procure que la calma reine en toda la casa y no sólo en el lugar donde haya instalado el templo.
2.- Preparación del templo, ofrendas y consagración de talismanes.

En él deberá hacer ofrendas y consagrarse talismanes.
Las ofrendas consistirán en alguna hierba aromática o en algún elemento específico destinado al ángel que se está invocando, por ejemplo, dinero, alcohol o una bella obra de arte.

Los talismanes son objetos que cargará de energía angélica y que luego deberá conservar, colocándolos en bolsitas de terciopelo blanco que llevará siempre con usted.

De esta manera, la energía angélica lo protegerá en todo momento.

3.- Afirmación.

Una afirmación es la ratificación, la objetivación de nuestra fe en el ritual que estamos llevando a cabo y en el ángel o los ángeles que vamos a invocar.

Por tener un sentido positivo muy fuerte, las afirmaciones constituyen un excelente modo de preparar el camino para la invocación. Una afirmación tipo, en el caso de la magia angélica, sería, por ejemplo:

Los ángeles son seres de luz capaces de darnos sabiduría, paz, salud, serenidad, calor. Habitan en un plano diferente del plano físico y son mensajeros de Dios. Invocándolos y pidiendo su ayuda, invocamos y pedimos la ayuda de Dios.

4.- Invocación.

Consiste en pronunciar una oración pidiendo la presencia del ángel. El tipo de oración depende del ángel que se invoca.

En otros apartados de este Blog le enseñaremos oraciones específicas para los diferentes ángeles y usted podrá elaborar las propias de acuerdo con los modelos proporcionados.

Son tres los elementos que no pueden faltar en una invocación.

1.-) El nombre del ángel que se invoca.;
2.-) El nombre de quien lo invoca; y
3.-) La celebración o elogio del ángel invocado.

Es importante que pronuncie el verbo "invocar" ya que es un tipo de verbo de los que suelen llamarse per formativos, es decir, que realizan por si mismos la acción que enuncian.

Estos significan que, así como el acto de prometer se lleva a cabo al decir "yo prometo", el acto de invocar se lleva a cabo al decir "yo invoco". Esto no ocurre con el resto de los verbos, ya que decir, por ejemplo, "yo corro" no implica que, al pronunciar dicho verbo, se esté realizando el acto de correr.

Si usted invoca al ángel HACIEL, por ejemplo, la invocación deberá seguir estas pautas:

HACIEL, a ti te invoco (nombre del ángel, mención del verbo invocar).

Yo, (aquí debe pronunciar su nombre) te llamo a mi lado para que prestes tu valiosa ayuda.

Te llamo, HACIEL, porque eres un ser de luz y sólo tú puedes socorrerme en este trance. Sólo tú, que eres mensajero de Dios y estás investido de su poder. Tú eres generoso y sabio y no me negarás lo que te pido.

5.- Petición o mandato.
La petición debe ser clara y asertiva. Esto significa que siempre es preciso pedir de manera positiva, no negativa. Por ejemplo:

Te pido que me concedas dinero y prosperidad material.

Nunca diga:

Te pido que el dinero no me falte.
6. Sellado del mandato.
El mandato que se le entrega al ángel debe ser sellado por las palabras mágicas indicadas. Por ejemplo:

EBERJANON - ANOAL. Que así sea.

7.- Recepción del mensaje angélico.

Luego de efectuar el sellado del mandato, se debe esperar un tiempo prudencial para esperar las palabras del ángel.

Hay que estar atentos a la forma en que éste se manifieste, aunque no necesariamente lo hará inmediatamente después del rito. Los ángeles se manifiestan de diferentes formas.

Los medios que utilizan con mayor frecuencia son:

* Escritura automática. Tome el papel y lápiz y escriba lo que quiere pedir o lo que quiere saber, por ejemplo:

¿Por qué mi hijo tiene problemas de conducta?

Relájese y deje que su mano (aquella que sostiene el lápiz) se deslice por el papel.

Permita que fluyan los garabatos, dibujos y palabras incoherentes. Sin proponérselo, llegará un tiempo en que transcribirá con total corrección frases y hasta páginas enteras dictadas por los ángeles.

* Diálogo interior. Después de que usted haya "escrito" en su corazón la palabra que abre el diálogo, espere.

Un tiempo después visualizará la respuesta "dibujada" con luces en el centro de su pecho o escuchará algunas palabras pronunciadas interiormente, como si hablase la voz de su conciencia.

* Los sueños. A pesar de que los ángeles suelen aparecer espontáneamente en sueños, usted también puede invocarlos para que aparezcan allí.

Descifrar el lenguaje onírico no es fácil, sin embargo, cuando los ángeles se valen de los sueños de una persona para hacerle conocer sus señales (advertirle que corre peligro, por ejemplo) las imágenes son claras y directas y -prácticamente- no encierran metáfora alguna.

Es decir, que lo que se "ve" durante el sueño es una representación fiel de la realidad (pasada, presente o futura).

* La vía oracular. Si tiene un mazo de cartas con ángeles, podrá utilizarlo a modo de oráculo. Basta con que se concentre en formular la pregunta y luego, extraiga uno o dos naipes (según el mazo) para obtener la respuesta.

Las preguntas a las cartas suelen hacerse de manera amplia y positiva. Por ejemplo:

¿Qué necesito para curarme de mi mal?

Jamás diga:

¿Qué enfermedad tengo?

La respuesta suele contener un mensaje más espiritual que físico, lo que no significa que sea poco práctico.

Es sabido que tanto los problemas como, las soluciones se originan primero en el plano etérico y, mucho tiempo después, se manifiestan en el cuerpo

8.- Agradecimiento

No olvide nunca agradecer al ángel que ha invocado con palabras sencillas y directas. Por ejemplo:


Yo te agradezco, HACIEL, tu presencia en mi vida y tu buena voluntad hacia mi ruego