ME GUSTA

Ángeles de la abundancia Visualización y milagros



¿Alguna vez te has puesto a pensar en cómo haces realidad una idea? Tal vez no te hayas dado cuenta, pero utilizas la visualización.

Visualización es ver con claridad en tu mente el resultado que deseas en un aspecto o situación de tu vida. Practicar la visualización es usar la imaginación activamente para contemplar cada detalle en tu mente como una manera de concebir y realizar todo aquello que deseas lograr o adquirir.

Los ángeles de la abundancia, que puedes imaginar como los pensamientos de Dios que te impulsan a ejercer tu creatividad y potencial para vivir una vida plena y próspera, sugieren utilizar la visualización en el proceso de crear la vida abundante que Dios quiere para ti.


Según la Dra. Doreen Virtue, autora de Angels of Abundance, la misión de los ángeles de la abundancia es traer al mundo paz mediante la eliminación del estrés que causan la falta de recursos y las limitaciones percibidas por la mente humana. Estos ángeles apoyan tu propósito de vida y te impulsan a crear imágenes amorosas y positivas para tu futuro cuando los dejas integrarse a tu vida.

Cómo visualizar

Visualizar es un ejercicio natural para la mente humana. Es tan simple como imaginar una escena u objeto, y añadirle los detalles específicos que deseas ver en la realidad.

Para practicar la visualización, toma unos minutos para observar bien un objeto. Luego, cierra los ojos y "míralo" en tu mente. Intenta ver todos sus detalles: su color, textura y otras cualidades que lo distinguen. Imagínate tocándolo y sintiéndolo. Concéntrate en las sensaciones y sentimientos. Esas son las partes más importantes que luego utilizarás cuando desees visualizar algo que aún no existe en la realidad.

Un ejemplo de visualización y milagros

Hace unos años, di un viaje con mi madre a Egipto. Cuando llegamos al aeropuerto, todo el mundo fue a recoger su equipaje, pero la maleta de ella no aparecía. Pasó el tiempo y no llegó a la correa del equipaje. Los guías turísticos nos obligaron a irnos al barco que nos esperaba para llevarnos de crucero por el Nilo.

Mi madre estaba muy preocupada pues sin equipaje le esperaba un viaje muy desagradable. Yo no sabía cómo ayudarla y lo único que se me ocurrió fue utilizar la visualización junto con las sensaciones corporales para hacer que la maleta apareciera.

Me acosté y me relajé. Comencé por ver la maleta claramente. Luego me hice sentir en el cuerpo la realización de que la maleta había aparecido.

En mi cuerpo esto se manifiesta como una corriente eléctrica sutil pero poderosa. Cuando lo sentí, me dormí por unos minutos para descansar y relajar la mente.

Al rato, recibimos una llamada de los guías turísticos. Había una maleta sola, de nuestro vuelo, en el aeropuerto. Mi madre me pidió que fuera yo a buscarla.

Cuando llegué al mismo lugar donde habíamos esperado por la maleta anteriormente, ahí estaba. La maleta había aparecido.

El guía que me llevó al aeropuerto me explicó que en Egipto nunca aparecían las maletas perdidas. Mi ejercicio de visualización milagrosa había logrado un verdadero milagro.

"Esto o algo mejor"

En Angels of Abundance, así como en otros de sus libros, la Dra. Doreen Virtue recomienda que al final de una oración o petición, digas "esto o algo mejor" para asegurarte de que el resultado sea positivo y de acuerdo con la voluntad divina, que siempre sabe mejor que nosotros lo que nos conviene.

Cuando comiences a practicar la visualización para manifestar milagros, recuerda dos cosas: imagina con la mente y siéntelo en el cuerpo. Luego di en tu mente o en voz alta "esto o algo mejor". Habrás dado un paso poderoso hacia un futuro de abundancia con la ayuda de Dios y sus ángeles de la abundancia.