ME GUSTA

Un ángel te habla desde el cielo


Que sabroso recuerdo guardo, mamá, de los dos meses y veintiún días que me acunaste en tu vientre. Me sentía tan seguro…Aquí en el Reino del Amor sólo entendemos el lenguaje del amor, por eso todavía no comprendo porque no quisiste que naciera. No justifico tus actos, pero te perdono. Todavía me estremezco cuando me recuerdo de aquella bestia vestida de blanco… ¡Qué dolor tan terrible cuando me punzó con aquella enorme aguja y me despedazó! Luego aquella aspiradora que se tragó mí cuerpecito ¡en pedazos!

Sé que a ti también te traumatizó, algunas veces te has preguntado si soy niño o niña. Soy varoncito y me parezco más a ti que a papá. Por tu arrepentimiento, ya Dios me dijo que te había perdonado. Me cuentan que ni las guerras ni Hitler, han realizado tan criminal y horrenda masacre. 

Lo que más me agrada es cuando me ven y me dicen: “tu mamá debió ser muy hermosa…” No llores mami, perdónate y ámate como Dios y yo te perdonamos y amamos. Olvida tu pasado. Mí mayor deseo es volverte a ver, pero no te des prisa en venir, pues mis hermanos te necesitan.

Termino pidiéndote un favor, no para mí como comprenderás, sino para que a otros niños no los pinchen coma a mí. Si conoces a alguien que quiere abortar, o a un sujeto que monta campañas a favor del aborto, o a un médico asesino que se ensucia en Hipócrates, cámbiales el corazón de piedra por uno de carne. Préstanos tu voz a los millones de niños sin voz y grita que tenemos derecho a vivir y que aunque nadie nos ame, tenemos derecho a amar. Exigimos que nos dejen vivir para amar… ¡Es tan triste tener un corazón para nada!

Hasta cuando nos veamos mamá, entonces te enseñaré lo mucho que te quiero, te quise y te querré. Te espero con mí boquita sin estrenar, para llenarte de besos.
Ocomu


Solo Dios conoce el corazón y aflicción de cada ser y solo  Él, tiene la facultad de juzgar y perdonar a los demás nos corresponde ayudar y a entregar cariño a quienes estén pasando por momentos difíciles.


El duelo es la reacción de dolor ante cualquier pérdida. Se dice que la vida está llena de grandes y pequeñas pérdidas. El dolor es un proceso y un trabajo, es más que una emoción. Es un proceso porque implica tiempo, y pasa por distintas fases. El duelo requiere de elaboración, no es algo automático.


También es un trabajo porque requiere esfuerzo, es decir, asumir día a día el dolor, especialmente cuando es una pérdida importante, cuando había un vínculo estrecho. En este caso, es más difícil enfrentarlo porque requiere de un trabajo emocional.

El duelo implica posibilidades y riesgos. Riesgo en nuestra salud mental, cuando nos deprimimos, cuando hay crisis en el hogar. Pero también una posibilidad para que Dios haga algo hermoso en nuestra vida.



El dolor nos capacita, nos hace crecer, nos prepara para enfrentar otras cosas con más madurez. En lenguaje bíblico, nos impulsa a “ensanchar el sitio de nuestra tienda” (Isaías 54:1-2).

Aquí puedes encontrar consejerías de vida,aliento, positivos, compañía en pensamiento, sin discriminación de ningún tipo, sentimientos de cariño y mensajes espirituales.


Todo en completa privacidad y sin costos económicos, ya que el propósito es solo de ayuda y expandir la palabra de Dios.

Me he estado refiriendo a estos temas, por la importancia que tiene y por la cantidad de mensajes que  llegan a diario a mis correos y también entregar un mensaje positivo y de ayuda a toda aquella que esté pasando por momentos difíciles.

No temas Dios es amor, bondad, perdón y protección.