ME GUSTA

Baño de Limpieza Áurica y energética con ayuda de los Ángeles


Los divinos Ángeles me han pedido que publique este baño de limpieza energética y aquí está con todo mi amor deséandote que sea para tu mayor bien y prosperdiad:

Baño de Limpieza Áurica con ayuda de los Ángeles

A veces nos sentimos cansados, estresados o percibimos mucha energía negativa a nuestro al rededor.

Te comparto este sencillo baño para limpiar el aura con ayuda de los bendítos Ángeles y descargarte de energías negativas, ya sea propias o externas y no olvides que el alimentar pensamientos negativos a a personas negativas te resta energía, cúbrete de luz!:

Necesitas:

Agua de colonia Sanborns mediana de Hoja de Flor de Naranjo (1 chorrito)
Tu Loción ( rociar 5 veces con el atomizador)
Agua bendita
Flores blancas (de cualquier tipo)
Trisagio Angelico
Cascarilla (la consigues en las yerberías, raspar una pequeña cantidad para cada baño)
1 vela blanca

Indicaciones:

Vas a diluir los ingredientes en 1 litro de agua tibia, los vacías en un balde, enciende la vela blanca y la dedicas a los divinos Ángeles guardianes, especialmente al tuyo. 

Fuente: Conociendo a los ángeles 

Envúelvete en una burbuja de luz blanca y recorre mentalmente cada una de tus células de luz blanca y dorada, elevando tu vibración por medio de la respiración.Te bañas normalmente y al terminar tu baño normal comienzas a hacer la oración a los Ángeles y limpias tu cuerpo de la cabeza a los pies con la mezcla usando los pétalos de las flores como esponja o estropajo . 

Cuando pases los ingredientes por la cabeza pide a los Ángeles que retiren los pensamientos negativos de tu cabeza. Al finalizar te das un chorro de agua rápido y recoges los pétalos del piso. 

Los guardas, los sacas en una bolsa y los tiras lejos de casa, agradeciendo a los Ángeles su infinita protección.

Es recomendable realizar este baño durante 3 días a la hora que más se te facilite.

Si realizas este baño de noche, vístete de algodón blanco para dormir y coloca un vaso con agua corriente junto a tu buró. por la mañana tíralo al w.c (hacer esto al menos los 3 días del baño).

Orar esta parte del Trisagio Angélico
 
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
 
Amén.
 
Señor ábreme los labios.
 
Y mi boca proclamará tu alabanza.
 
¡Dios mío, ven en mi auxilio!
 
Señor, date prisa en socorrerme.
 
Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.
 
Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Santo Dios, Santo fuerte, Santo inmortal, ten misericordia de nosotros.
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.
 
A Ti la alabanza, a Ti la gloria, a Ti hemos de dar gracias por los siglos de los siglos, ¡oh Trinidad Beatísima!
 
Santo, Santo, Santo Señor Dios de los ejércitos. Llenos están los cielos y la tierra de tu gloria.
 
Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.
 
Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.
Santo Dios, Santo fuerte, Santo inmortal, ten misericordia de nosotros.
A Ti Dios Padre no engendrado, a Ti Hijo unigénito, a Ti Espíritu Santo Paráclito, santa e indivisa Trinidad, con todas las fuerzas de nuestro corazón y de nuestra voz, te reconocemos, alabamos y bendecimos; gloria a Ti por los siglos de los siglos.

 
Bendigamos al Padre, y al Hijo, con el Espíritu Santo.

 
Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.

 
Oh Dios todopoderoso y eterno, que con la luz de la verdadera fe diste a tus siervos conocer la gloria de la Trinidad eterna, y adorar la Unidad en el poder de tu majestad: haz, te suplicamos, que, por la firmeza de esa misma fe, seamos defendidos siempre de toda adversidad. Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos.

Amén.

Líbranos, sálvanos, vivifícanos, ¡oh Trinidad Beatísima!

Y repetir 3 veces: 

Kodosh. Kodosh, Kodosh, Adonai, Tsebayoth (Santo, Santo, Santo, Santo es el Señor en hebreo)

Dar las gracias a tus Ángeles por esta limpieza. Recuerda cuidar lo que piensas, lo que haces, lo que dices y lo que comes, pero sobre todo a qué le das tu atención y poder.