Aclarando el canal de comunicación angelical (Primera Parte)




En cierta ocasión, una amiga me decía que sentía que su canal de comunicación personal con los ángeles estaba “interferido” y que se confundía. Respecto a esto, le expliqué que la clave para distinguir los mensajes angelicales está en el efecto que producen, ya que siempre generan sensaciones de calidez en el corazón acompañadas de tranquilidad, alegría, bienestar y equilibrio.

Adicionalmente, si de “limpiar” se trata, para mantener la conexión celestial clara y libre de obstrucciones, es apropiado hacer un análisis a conciencia de cómo estás llevando tu vida. No es coherente pedir ayuda divina y al mismo tiempo acumular emociones negativas como la tristeza, la vergüenza, la desconfianza, el temor, la culpa, la envidia, la rabia, etc., ya que aparte de disminuir tu frecuencia vibratoria, opacas tu campo áurico y se bloquea la energía que fluye por tu ser.

Indiscutiblemente, un espíritu alegre y un corazón sano suelen “escuchar” mejor la sabiduría divina. Así que, desintoxica y restablece tu canal de comunicación angelical identificando y trabajando esos aspectos de tu vida que necesitan reforzarse y que podrían ser entre otros: el amor propio, la voluntad, el perdón, la tolerancia y el respeto.

Nuestros ojos no pueden ver el aire, sin embargo nadie cuestiona su existencia. Estamos tan condicionados por la razón, por el ver para creer, que aunque permanecemos rodeados de seres de luz, nos sumergimos en mares de incredulidad y desespero por querer conectarnos y recibir su guía, olvidando que tan sólo requerimos abrir el corazón y pedir su ayuda para lograrlo.

Es muy importante también aprender y entender la forma particular como los ángeles se comunican contigo. Con el tiempo, he establecido varios símbolos particulares de conexión con mis ángeles, los cuales me ratifican, por así decirlo, que voy por buen camino, que las ideas en mi mente son guiadas por la divinidad y que llevan el sello angelical. Como los seres humanos somos muy dados a la validación y en algunas ocasiones requerimos de la certeza, estas claves entre tú y tus mensajeros celestiales corroboran lo que en el fondo tú ya sabes.

En mi caso, las mariposas hacen parte de esas señales. Cuando estoy trabajando en algún proyecto, tengo una necesidad en particular o una idea rondándome, es maravilloso “encontrar” cómo inmediatamente llaman mi atención y lo que veo es una imagen de una mariposa en diversas representaciones: un anuncio publicitario, una obra de arte, una persona que la luce en su bolso, en una joya (aretes, dijes), en una prenda de vestir, en un libro, un cuaderno, una agenda, un llavero o hasta una real y colorida mariposa que se posa en los lugares más insospechados. Es sencillamente espectacular. Siempre me sorprende lo creativos que pueden llegar a ser los ángeles para hacerme saber que están conmigo. Tú también puedes hacerlo. Es cuestión de que encuentres o “acuerdes” con el cielo esas señales que interpretas como confirmaciones de su presencia y acompañamiento.