Poderoso Decreto angélical para la Economía



Amada Presencia: ¡Necesito dinero! Te invoco a la acción y pongo este asunto en tus manos para que lo resuelvas.

 Yo Soy Ilimitada Opulencia del Padre manifestada en mi vida, que cubre todas mis necesidades en este eterno presente. 

Gracias te doy, Divina Presencia. Confió y espero porque sé que más oído. 

Me mantengo en gozosa expectativa. Ángeles mios invoco su divina y sagrada presencia ante mi para que me cumplan mis deseos y sufraguen mis necesidades más inmediatas.
Amén