Arcángel Gabriel Funciones, dones, virtudes y servicios


Su función es la de ser el Arcángel Mensajero, el gran comunicador de El Altísimo, de allí que en la tradición esotérica se halla dicho que él dirige ciertos aspectos de las comunicaciones entre el hombre y los ángeles.

El arcángel Gabriel está asociado a las virtudes de la pureza, la ascensión, y la resurrección.

Sus cualidades, además de aquellas derivadas de las virtudes espirituales que representa y ministra, son la disciplina, la alegría, la realización, entre otras.

El puede otorgar los siguientes dones: creatividad, desarrollo artístico, pureza, ascensión espiritual, autodisciplina, austeridad, ascetismo, felicidad, alegría, clarividencia e interpretación de sueños y profecías (pero estas cosas no las da a cualquiera que le rece), visión del plan que Dios tiene para uno y del propósito de la vida individual (la vida de tal o cual, no la vida en general), liberación de hábitos negativos y vicios, etc.

Es a él que se debe acudir cuando se es esclavo del sexo, la comida, los casinos, el dinero o alguna otra cosa mundana, o bien cuando sentimos que nuestra vida no tiene propósito y sentido y nos sentimos desalentados, apáticos y amargados, pudiendo así Gabriel ayudarnos a ver el sentido de nuestra vida y a encontrar la motivación y la alegría para levantarnos y vivir en pro de la realización de ese sentido. Pero también él puede ayudarnos a escuchar más nuestra intuición y nuestra voz interior; e incluso, si tenemos buenas acciones en la lista o hacemos méritos en caso de no tenerlos, Gabriel puede ayudarnos a desarrollar los poderes de la clarividencia.