Un altar para tu Ángel de la Guarda .. Para una vida llena de milagros




En el estante de arriba de mi escritorio, tengo la pintura de mi Ángel de la Guarda, Yulian. ¡Desde ahí me mira todo el tiempo! Y aunque me gusta tenerlo ahí, después de leer una anécdota en el libro Ángeles guardianes y guías espirituales de Richard Webster, me he prometido regalarle a Yulian un altar más formal, desde donde pueda proyectar mejor su energía y beneficiar a todas las personas que entren en mi taller.

En el lugar que escoja pienso poner no solo la pintura, pero también (aunque sea por solo unos minutos) cada objeto que cree en este lugar. Después de leer la historia, sentí que este acto puede aportar a mi práctica espiritual-artística llenando de energía angelical cada creación que salga de mi taller y llegue al hogar de otra persona. Deseo apoyar con este acto mi misión de crear más amor, paz y alegría en el mundo.


Y es algo tan sencillo. No requiere comprar nada o cambiar mucho. Solo requiere designar un espacio y poco a poco convertirlo en un lugar especial y sagrado.

¿Quieres conocer la historia inspiradora?

Cuenta Richard Webster que una vez visitó a una mujer, amiga de un amigo suyo, y que tan pronto entró en la casa de esta persona, sintió una fuerte espiritualidad que perneaba el lugar. En un momento que estuvo solo en la sala, se levantó para seguir la energía, que se concentraba en una mesa simple, con fotografías y otros objetos que no parecían nada especial. Sin embargo, estaba seguro de que la energía emanaba de esa mesa.

Cuando le preguntó a la mujer, ella le explicó que ese era el altar que le había preparado a su ángel. Ella le explicó que cada cosa que entraba y salía de su casa pasaba primero por su altar. Y cada regalo, comida o incluso los libros que ella leía pasaban al menos unos momentos en ese lugar sagrado. Ella sentía que ese acto los bendecía.

Ella también ponía fotos y objetos significativos en el altar porque sentía que eran como regalos de amor para su ángel. El amor que ella sentía por las personas relacionadas a las fotos o los objetos se convertía en una ofrenda o "algo especial" para su ángel guardián.



Los elementos que describe el autor son muy simples: una mesa o repisa, tal vez un mantel, objetos que representen algo para ti, y cualquier otra cosa que sientas que puedes ofrecerle a tu Ángel de la Guarda.

Puedes concentrar aún más la energía si utilizas el altar para meditar y rezar.

Es importante también que sea un lugar reservado como altar. No permitas que nadie ponga nada en él. Mantelo limpio y despejado.

La señora que el autor menciona le contó que su casa era antes oscura y triste, y que desde que hizo el altar la casa se transformó en un lugar alegre y lleno de claridad. También menciona que una vez trató de colocar una Biblia en el altar, pero que la energía no comenzó a fluir hasta que puso objetos preciados que representaban su amor. Las fotografías de sus seres queridos transformaron el altar y desde entonces su casa se convirtió en un lugar de "verano perpetuo", como ella la describe.

¿Qué objetos representan amor para ti? ¿Qué te hace sentir vibrante y feliz? Esas son las cosas que llenarán de espiritualidad el altar para tu ángel guardián. Construye el altar con tu amor, y llena el mundo de los milagros que nacen de tu corazón y de tu ángel.