Ángeles Esenios o de los Elementos



 Según el texto conocido como “Evangelio Esenio”, existen cuatro importantes ángeles, correspondientes a cada uno de los elementos (agua, fuego, tierra y aire) que se encargan de trabajar en armonía universal con cada una de las características y cualidades que corresponden a dichos elementos. 

Al colocar las imágenes (que puede ser una pintura, estatuillas, etc.) de estos ángeles en nuestros hogares e invitarlos a convivir con nosotros, ellos se encargaran de velar, armonizar y otorgar los beneficios correspondientes a cada elemento en nuestro hogar. 

Cada imagen tiene una representación simbólica. 

Así, el ángel del aire lleva un instrumento musical, el ángel del fuego porta una antorcha o lámpara, el de la tierra tiene una planta, ramita o flor y por último, el del agua exhibe una copa o un cántaro con agua que nunca se vacía.