Acude a los ángeles de ayuda según tus necesidades del momento ... Ángeles que ayudan


Los ángeles tienen la misión de ayudar a las personas en todos los aspectos de la vida. Se podría decir que son "ángeles de ayuda", seres divinos dedicados a responder a todas tus necesidades. Son expresiones de la voluntad de Dios para que llegues a vivir tu máximo potencial en esta vida.

Los ángeles y el alma

Algunas personas creen en la reencarnación, otras no. Cualquiera que sea la creencia de una persona, es importante aprender que la voluntad de Dios no es castigar sino enseñar al alma encarnada a dejar atrás el miedo. Los ángeles ayudan al alma a corregir los efectos del miedo y a sanarlos. Por eso, antes de pedir la ayuda de los ángeles hay que ser consciente de que ellos no buscan asignar culpas o castigar, sino ayudar al ser humano a corregir sus errores y eliminarlos.
Cuando se acude a los ángeles, se les puede pedir ayuda para corregir los errores en todas las direcciones del tiempo (pasado, presente o futuro). Los ángeles te pueden ayudar a borrar las consecuencias de tus errores y sanarlos en tu vida y las de los demás.

Cómo pedir la ayuda de los ángeles

Puedes seguir estos pasos para acudir a los ángeles de ayuda:

1. Pedir ayuda: Ni los ángeles ni Dios pueden intervenir en tu vida si no se lo pides. Para comenzar el proceso de corregir un error o situación, lo primero es pedir la ayuda de Dios y de los ángeles. Según la Dra. Doreen Virtue, basta con decir o pensar "¡Ángeles!" para que los ángeles acudan a ayudarte. También le puedes pedir a Dios que te mande más ángeles.

2. Entregar el problema: Una vez que se ha pedido la ayuda de los ángeles, hay que poner la situación en sus manos. Hay que dejar ir la situación y no hablar de ella o regalarle energía y pensamientos. Cada vez que te encuentres reviviendo el problema, recuerda que ya los ángeles te están ayudando a solucionarlo.

3. Confiar en Dios: Debes siempre tener claro que la voluntad de Dios es que seas feliz. Con eso en mente, nunca te permitas dudar. Recuerda que no hay castigo ni venganza de Dios contra ti. Confía en que Dios y los ángeles tienen el mejor plan para ti y para sanar tu situación.

4. Seguir las instrucciones de Dios: Sigue siempre tu intuición, que es la brújula divina con que naciste. Si algo te hace sentir mal, no lo hagas. Si sientes que debes ir a un lugar o hacer alguna cosa, hazlo. Cuando sientas en tu corazón, en el centro de tu ser, la inquietud de actuar (o de no actuar) es importante confiar en esos sentimientos. Son la manera en que tu alma se comunica con los ángeles.

5. Pedir por otras personas: Es correcto pedir por otras personas, sin embargo la persona podría rechazar la ayuda cuando le llegue. Es su decisión y los ángeles respetan el libre albedrío. Este derecho asignado por Dios a los seres humanos es sagrado y ni tú ni los ángeles pueden ir en su contra.

Que se haga tu voluntad

La frase del Padre Nuestro "que se haga tu voluntad" o "hágase tu voluntad" es tal vez la mejor oración que existe. Es una frase que simboliza la entrega a la voluntad de Dios y que abre el corazón a los ángeles de ayuda para que puedan sanarlo. Cuando no sepas qué oración ofrecer, repite "que se haga tu voluntad" como un mantra. La voluntad de Dios es perfecta y los ángeles saben como obrar para que se realice.