Aprende a tener una comunicación efectiva con tus ángeles



Esta es la pregunta más frecuente en las personas cuyos corazones están siendo tocados por la energía divina. La respuesta la recibirás hoy directamente del corazón de los ángeles de la guarda y demás ángeles que se encuentran a nuestra disposición y que desean hoy transmitirnos su luz.

Como sabemos, todos sin excepción alguna tenemos un ángel que nos acompaña, nuestro ángel de la guarda; adicional a él contamos con todo un grupo de ángeles y arcángeles, que se encuentran listos para brindarnos su apoyo y guía durante nuestra vida, una vez la intención haya sido manifestada.

Ahora, la comunicación con nuestros ángeles, funciona estableciendo una relación desde el corazón, basada en el amor, la confianza, las palabras cálidas, tiernas y una verdadera intención o deseo de sentir su presencia, escuchar su mensaje y aplicarlo a nuestras vidas. No es fácil comunicarnos con los ángeles, cuando nos acompañan sentimientos de temor, duda o ansiedad, estos nos traen niveles bajos de energía con los cuales no es posible sentir la poderosa y amorosa presencia de estos seres de luz.

Nuestros ángeles anhelan que busquemos más su presencia en estados de mayor tranquilidad, fe y armonía, que conversemos de manera constante con ellos, que cultivemos una relación cercana y de esta manera poder sentir su actuar en nuestras vidas, como verdaderos milagros.

Hoy nos invitan a seguir algunas pautas para acercarnos más a su poderosa energía, a través de un práctico ejercicio de visualización.

•Prepara un lugar especial. Escoge un espacio donde puedas estar tranquilo, libre de interrupciones. Enriquece el espacio con música suave y agradable, enciende una vela con la intención clara de permitir que la luz divina descienda sobre ti, puedes colocar la imagen de un ángel si lo tienes, flores e incienso. Estos elementos te ayudaran a prepararte de manera simbólica para la conexión espiritual que tendrás. Los ángeles son energía de amor y cuando ellos sienten todo un espacio físico y espiritual preparado para ellos, de inmediato su presencia se hace más fuerte.

• Conectate con tu esencia divina. En el espacio sagrado que has creado, ponte cómodo, sentado con la espalda recta, las palmas de las manos hacia arriba para recibir la energía angelical, ojos cerrados y manifiesta con tu voz y desde el corazón la intención de establecer contacto con tus ángeles. No existe una oración específica, lo importante es el deseo del corazón. Podrías decir algo como: “Yo invoco la amorosa y poderosa presencia de los ángeles en este momento y en este espacio; me entrego a la energía divina, soy parte de la energía; confío y me siento segura”.

• Visualiza tu conexión con lo divino. Allí con tus ojos cerrados y una vez manifestada la intención, visualiza que estas rodeado de una luz dorada brillante, una luz acogedora, amorosa, suave y reconfortante, que te envuelve completamente. Siente la energía de la luz por todo tu cuerpo, respira profundamente de esa luz dorada brillante para que entre por todo tu cuerpo hasta tus células. Visualiza, recrea y siente! Si no es fácil para ti visualizar, no te presiones, con algo de práctica podrás ir mejorando.

• Pregunta y escucha el mensaje. Rodeada de la presencia de los seres de luz, comparte con ellos tus preocupaciones, tus temores y pregúntales de manera específica y clara por el tema que necesites resolver, puedes pedirles que te respondan también de manera clara y fuerte para que puedas escucharlos. Puedes pedir también confirmación del mensaje con el fin de garantizar que el mensaje sea el correcto. Escucha tu cuerpo, tu corazón, tus pensamientos, emociones, porque es a través de estos que tus ángeles, empezarán a hablarte. Quédate con ellos unos minutos escuchando el mensaje y agradece su presencia para finalizar el ejercicio.

• Confía. Ahora que ellos han recibido tus preguntas, confía en que ellos te enviaran la respuesta que necesitas para seguir avanzando en tu vida. Deberás estar atenta a las diferentes señales que ellos te enviaran. Pueden hacerte llegar la respuesta por medio de una visión, un sentimiento, una idea durante la meditación o puedes recibir respuesta, una vez hayas finalizado por medio de un mensaje de un amigo, el mensaje de un libro, una canción, una imagen en la calle o incluso en tus sueños. Confía y está atento a las señales. Ten la certeza que ellos harán lo posible para garantizar que recibas el mensaje si estas abierto a recibirlo.