Técnicas de protección angelical para el día a día


Existen diversas formas de protegernos física, emocional, mental y espiritualmente con la ayuda e intercesión de los reinos angélicos.

Protección angelical

Cuando pedimos ayuda a los ángeles podemos realmente sentir su presencia y su amor, lo que nos permite aprender a confiar en ellos cada vez más. Estas son algunas técnicas de protección angelical para el día a día:

Música

Ciertos tipos de música tienen un efecto armonizador y purificador de las personas y los lugares, de hecho, es probable que tu canción o tipo de música favorita actúe como una fuente de protección psíquica y energética sin que te des cuenta, pues cuando cantamos abrimos el chakra garganta y elevamos nuestra vibración. Para saber qué tipo de música te viene mejor, pide ayuda al Arcángel Sandalfón y a Santa Cecilia, ambos patrones de la música.

Escudos protectores de luz

Pueden usarse para el cuerpo, el aura y las manos, así como para objetos. Se deben programar diciendo:

 
Yo te programo para que me protejas de todas las agresiones energéticas. Dentro de esta esfera estoy plenamente protegido contra cualquier tipo de daño o agresión. Ningún tipo de energía o entidad negativa puede atravesarte. Eres impenetrable e indestructible. Cualquier tipo de energía negativa que recibas la transmutarás en amor, luz y paz. Permitirás salir las energías negativas que vengan de mí, sea cual sea su naturaleza. No me aíslas de la gente, sólo impides que entre la negatividad, pero dejas entrar el amor, la alegría y las energías bondadosas. Sólo yo puedo programar, desprogramar, cambiar el programa, crear o destruir esta esfera.”

Para fortalecer estos escudos puedes darles un color específico e invocar al Arcángel correspondiente:

–Luz naranja (Arcángel Uriel): Protege del crimen y ataques físicos.

–Luz rosa (Arcángel Chamuel): protege contra la negatividad con gente chismosa o quejumbrosa, así como con gente negativa o deprimente.

–Luz verde (Arcángel Rafael): escudo de sanación para gente enferma o herida.
–Luz violeta (Arcángel Zadkiel): protección psíquica contra ataques y entidades.

–Luz azul (Arcángel Miguel): protege del peligro, la injusticia, la oscuridad y la falta de fe.
–Luz blanca (Arcángel Gabriel): protege de las propias emociones y pensamientos destructivos, protege a las madres y los niños, purifica la energía y la mente
–Esfera de cristal: cuando te sientas vulnerable o tus chakras estén abiertos y limpios y vayas a entrar a un lugar muy denso.
–Escudo de plomo: contra la negatividad, la oscuridad declarada y los enfrentamientos en cualquier nivel
–Escudo triple: elige 3 o más colores y colócales uno sobre el otro.